Perú: Mejora sin precedentes en el empleo y las remuneraciones

Población con empleo adecuado en Lima Metropolitana creció 8.3% (SEMANAeconómica.com)

20 de Marzo de 2012

Comentario Diario del Instituto peruano de Economía (IPE)

El ciudadano promedio tiene claro que lo más importante para mejorar el bienestar en el país es la generación de empleos y el aumento sostenible de la remuneración al trabajo. Lo que usualmente no se tiene tan claro es el tremendo éxito que ha tenido el Perú en cuanto a aumentar la cantidad y calidad del empleo. Recientemente comentamos (CD 13/03/2012) que el gran aumento del empleo en el Perú en la década pasada era explicado principalmente por el crecimiento de empleos a plazo fijo. Sin embargo, hay quienes piensan, equivocadamente, que la mayoría de los 3.23 millones de empleos creados en el Perú entre el 2001 y el 2010 son “de mala calidad” y que el aumento del empleo no ha sido acompañado de aumentos en los ingresos de los trabajadores.

La verdad es que ha habido un aumento muy fuerte en la calidad del empleo y, consecuentemente, en la remuneración al trabajo en todo el Perú. En la década pasada, el número de peruanos con un empleo adecuado casi se duplicó, aumentando de 3.73 millones a 7.16 millones, un extraordinario incremento de 92% (ver gráfico 1). Se crearon más puestos de trabajo adecuados -empleos cuya remuneración permite adquirir la canasta básica- que el total de empleos creados. Lo que esto significa es que, además de los empleos nuevos generados, muchos subempleados pasaron a ser adecuadamente empleados al mejorar sus remuneraciones.

Como se puede ver en el gráfico 2, el crecimiento en el empleo adecuado en la década pasada fue, además, mucho mayor fuera de Lima (106%) que en Lima (75%); mayor en las zonas rurales (105%) que urbanas (89%) y; mayor en la sierra (107%) y selva (115%) que en la costa (84%).

http://ipe.org.pe/wp-content/uploads/2012/03/12_03_20.jpg

Las cifras de aumento en el empleo adecuado son consistentes con las cifras de aumento en el ingreso por trabajo. El gráfico 3 muestra que el ingreso por trabajo a nivel nacional creció 55% entre el 2001 y el 2010 y que aumentó más fuera de Lima (73%) que en Lima (34%); más en las zonas rurales (83%) que en las urbanas (46%) y; más en la sierra (83%) y selva (68%) que en la costa (43%).

A la extraordinaria mejora en la cantidad y calidad del empleo en la década pasada debemos agregarle lo que viene ocurriendo en los últimos 14 meses. Si bien aún no está disponible la información nacional de la Encuesta Nacional de Hogares (ENAHO) del INEI para el 2011 ni para lo que va del 2012, tenemos la información de la encuesta permanente de empleo en Lima Metropolitana que, si bien no es directamente comparable, tiene un comportamiento semejante. En el informe del mes de febrero, el empleo adecuado en Lima aumentó 8.3% con respecto a similar periodo del año anterior y el ingreso promedio por trabajador aumentó 12.2%.

Si consideramos las cifras de Lima como base y tomamos en cuenta que en la última década las mejoras en el resto del país han sido sustancialmente mayores tanto en empleo como en remuneraciones, es probable que el resto del Perú siga experimentando un crecimiento sin precedentes en el empleo y en las remuneraciones.

Pese a estos grandes logros, y para no caer en la complacencia del triunfalismo, hay que tener claro que la productividad del trabajador peruano promedio es todavía baja y que esto lleva a que, pese a las mejoras, los ingresos laborales en el Perú aún sean bajos. Sin embargo, el aumento en los ingresos por trabajo refleja un fuerte aumento en la productividad que es el único camino sostenible al aumento en el bienestar. Asimismo, si bien las remuneraciones en Lima siguen siendo mayores que en las zonas rurales y en la sierra, la brecha se está acortando rápidamente y todas las regiones del Perú han visto mejoras antes impensables. El reto ahora es mantenerlas.

20/03/2012

Tags: , , , , ,
 

DEIXE SEU COMENTÁRIO: