19/02/2013 - 16:58h El Circo

El_circo_Carlin

11/02/2013 - 15:09h Meme

Domingo, 10 de febrero de 2013

La República

El meme está de moda. Dicen que definirlo es como tratar de explicar la gracia de un chiste, y eso puede resultar más aburrido que esperar que Míster Comunicore tararee la canción “Mi primer millón”. La palabra meme, que Richard Damkins acuñó en su libro El gen egoísta en 1976 y que nuestros cibernautas ven hoy como “la unidad mínima cultural transmisible”, se define como frases, conductas o melodías populares que se propagan a través de la imitación. No hay ninguna versión de referencia. Su repetición es lo que le da sentido.

Y los memes se metieron a ritmo de carnaval a la campaña contra la revocatoria tras el anuncio de la madre de Ivo Dutra. La alegría de los simpatizantes de la tía Susana se liberó en una gran ola en las redes sociales, que llegó hasta la televisión y los medios impresos. Y la refrescante ola empezó a cambiar el ánimo de la población, regresaron las sonrisas y las cifras pro revocatoria empiezan a caer sin nada que lo impida, hasta ahora.

Para muchos peruanos, los desconocidos memes son el tema de conversación en cada reunión. Comenzó de manera silenciosa y de pronto empezó a replicarse a una velocidad de vértigo. Una corriente masiva, viral. Un fenómeno que no les cuesta un sol a los del NO.

Así en los últimos días hemos visto memes de los más creativos, como la foto del perro “puñete” gritando: “NO, Kenji, noooo!”. O el de nuestra ex mundialista y hoy exitosa entrenadora de vóley Natalia Málaga que suelta un contundente “NO, carajo”. O el que le han puesto, con toda maldad, a Fabiola Morales: “NO la ve”.

Memes creativos y contundentes. De eso se trata. Explicar en síntesis un idea que luego se irá replicando de un internauta a otro, variando la frase y hasta cambiando la imagen. De los memes no se salvan Alan García, que con un diario en la mano que publica su bofetada a un trabajador de Essalud dice “NO lo lean”, o Alejandro Toledo: “Vomos sosoNO”. Y la pareja presidencial tiene uno de los mejores: Nadine… “NO, habla con mi espalda”.

Porque, claro, ¿qué habría después de la revocatoria, elecciones en unos meses? Para tener un nuevo alcalde solo por un año, ¿y luego nuevas elecciones? ¿Se imaginan que Lima pueda avanzar durante ese periodo? Claro que no: serían un par de años tirados por la borda.

Y lo peor de todo es que ocurre en un momento de auge que exige la mayor concentración y esfuerzo de nuestras autoridades.

Ahora bien, si existieran razones o argumentos para ello, ni modo, ¿pero existen? ¿Que la tía haya desafiado a la naturaleza en el Rímac y en La Herradura por entregarnos mejores espacios a los limeños con falta de suerte es una razón? No lo creemos. Pueden hacerla aparecer menos eficiente que su antecesor pero de lo que no cabe duda es de su honestidad. Y si esto no lo convence, imagínese a Marcoturbio instalado en el sillón de Nicolás de Ribera, el Viejo, el primer alcalde de Lima en 1535.

*Meme. Es un concepto que se transmite de persona a persona a través de la Internet. Puede adoptar la forma de una imagen , hipervínculo, video, página web, hashtag, una palabra o frase.